Pato Blanco tiene hambrita

Esta historia de dos páginas es del 2013, también está incluida en "Los Juegos del Alambre". Así como la historia de Chonito del post anterior, a este también le di su manita de gato en 2019. Me gusta redibujar o darle algunos retoques a mis cómics viejos, con la esperanza de mejorarlos. He hecho pocos cómics sin palabras, son geniales porque no necesitan traducción, pero a la vez son más difíciles de hacer. En fin, ahí está Pato Blanco, ¡espero les guste!

TweetearCompartir

¿Te gustó? ¿Te encantó? ¿Quieres comprarlos todos? ¡Díme que opinas!

Zirta

Jajajajaa no vi venir ese final, me encanta! Con lo que odio las moscas, este cómic las ha reinvindicado jeje :'D

Zirta

Jajajajaa no vi venir ese final, me encanta! Con lo que odio las moscas, este cómic las ha reinvindicado jeje :'D

Juanele

¡Se salvó la moscona y hasta le va a llevar torta a su familia!

Nací en 1982 luego de participar en la guerra de Vietnam. Tras haber estudiado cartonismo y ciencias de la procrastinación en la Universidad de la Sorbona en 1982, decidí salvar a los pingüinos de ellos mismos haciendo este comic. Es bien sabido que los pingüinos dejan de atacarse unos a otros y a su medio ambiente cuando están entretenidos con comics. Denme dinero.

Moco-Comics

© 2013-2021 Juan Manuel Ramírez de Arellano Niño Rincón